lunes, 12 de mayo de 2014

Diedro Primavera a la Dent de Rosell

Vía: Diedro Primavera a la Dent de Rosell
Zona: Pirineo Oriental - Nuria
Longitud: 200 m
Orientación: Sur
Grado: V+
Equipamiento: semiequipada con bolts. 
Material: 12 cintas expres, friends variados, una chapa recuperable.
Aproximación: 1 hora 
Fecha: 10.05.2014




Este fin de semana toca "trobada" del club y la actividad de la jornada es vía larga en la Dent de Rosell, una zona ubicada en la Vall de Nuria, en pleno Pirineo Oriental. Seremos cuatro cordadas en cuatro vías. Sólo pensar que voy a pisar el Pirineo me pone de buen humor. Hace ya cuatro meses que no lo visito. El esguince de tobillo me dejó en dique seco durante dos meses y luego preferí no forzar ni en esquí ni en alpinismo. Ahora la primavera está avanzada y la nieve se ha retirado con fuerza de las montañas de mi querido Pirineo Oriental La vía que elegimos Elisa y yo es el Diedro Primavera.

Itinerario

Se trata de una vía muy visitada, quizás porque su dificutad es moderada y porque recorre una línea muy bonita en el centro de la pared. El equipamiento es en general bueno, a base de parabolts, algún espit y algún pitón, y hay que llevar friends variados para completar el equipamiento. Las reuniones son a base de un parabolt y un espit, excepto la R3, que son dos espits. La roca es de buena a excelente, pero hay alguna zona con excesivo musgo, característica ésta común a toda la pared. El entorno, por supuesto, es incomparable. Prados y montañas nos envuelven, y sólo el pitido del funicular a Nuria nos recuerda que estamos cerca de la civilización.


En cuanto a los largos, cabe destacar el tercero, un diedro bastante bonito, y el cuarto, una fisura en bavaresa bastante atlética. 

Para la aproximación, salimos en coche de Queralbs hacia Fontalba, y en unos 2 km dejamos el coche donde sale el sendero hacia Nuria, que seguimos. Al cabo de media hora más o menos vemos un desvío hacia la Roca del Dui. 



Lo tomamos, pasamos una ermita, y luego ya en la tartera nos desviamos del camino para remontarla, siguiendo unos hitos. 



Al cabo de 1 hora llegamos a pie de vía. La vía se inicia unos 5 metros a la derecha de un característico agujero alargado en la roca. 

L1: se trata de un largo de placa de unos 35 m. A unos 10 llegamos a una pequaña feixa, donde podemos colocar un friend. Algo más arriba, en IV+, tenemos un parabolt. Entonces subimos con tendencia a la izquierda, buscando terreno más fácil, hasta llegar a una R muy cómoda. 

 




L2: salimos descaradamente hacia la derecha en diagonal por terreno fácil, hasta que al cabo de unos 8 metros vemos un bolt que marca el inicio de un diedro. Lo escalamos (V). Más arriba encontramos otra expansión, y al cabo de unos 35 m llegamos a nuestra R.

Una cordada amiga en La Tardor de Nebjeperura

 

L3: salimos en placa recto y al cabo de unos pocos metros veremos un parabolt, que precede a un diedro. Hay un paso algo vertical protegido con otro bolt. Luego viene otro diedro, muy estético, que se puede proteger bien. Acometemos algún paso de V+, y en travesía  a izquierda cazamos el tercer bolt del largo. Unos 35 m.



L4: aquí nos confundimos en el trazado del largo. Un pitón a la derecha me distrajo, y en vez de atacar la placa recto hacia un bolt y un pitón, cuya continuación era una fisura ancha, le metí por la fisura diagonal de la derecha, totalmente desprovista de seguros, pero con abundancia de magnesio. Después de unos 15 m de autoprotección, solo puedo decir que era más que quinto más. Una vez finalizada la diagonal ya se empalma con el trazado bueno, con una espléndida bavaresa de V+. Luego la dificultad decrece, y nuestra R se encuentra en un pedestal.




L5: y como la semana pasada, a falta de al menos un largo, lluvia, y a más a más, granizo. En un momento la pared se empapa. Elisa está en pleno progreso de la fisura diagonal y está sudando tinta china. Después de convencerla para que suba, llega a la R. Deja de llover y salgo. Un bolt marca el camino de la placa. Algo más lejos, un par de bolts muy juntos señalan el paso, pero resbalo en la roca mojada y me agarro a la cinta. Cuidadín. El siguiente bolt está a unos 10 metros. Salgo a derecha a proteger en fisura, y luego travesía a izquierda con musgo empapado...de la risa. Al final cazo el cuarto bolt y llego a la R final.


Algo mojados, pero contentos.



Interesante vía, bastante alpina, y asegurada correctamente, en un entorno precioso.
El descenso lo realizamos bajando hacia la izquierda, siguiendo los hitos en el filo de la arista.En cierto momento cruzamos la arista, y vamos a buscar una cuerda fija que nos ahorra tiempo para llegar a un collado.Desde este bajamos a los pies de vía, y luego a la tartera y al camino de ida.






Un abrazo a tod@s,

 Jose