miércoles, 30 de octubre de 2013

Haus-Estrems a la Momia

Vía: Haus-Estrems a la Momia
Zona: Montserrat - Sant Benet
Longitud: 160 m
Orientación: Sur
Grado:  MD (6a)
Equipamiento: poco equipada con parabolts y algun pitón.
Material: 4 cintas express, 1 baga larga, 1 alien gris o rojo y 1 camalot 0,75#.
Aproximación: 45 minutos desde el Monestir
Fecha: 27.10.2013


Quiero dedicar esta entrada del blog a mi amigo Gerard Donis, quien formando cordada conmigo tuvimos un accidente muy grave en la Momia, concretamente en la vía Pirenaica, hará ya 5 años. En el último largo de esta vía, que es el mismo que el de la Haus-Estrems, tuvo una caída de 15 m con factor dos directo a la reunión, y estuvo una semana en el hospital, con varios meses de recuperación, por una rotura craneal. Menos mal que llevaba casco. Por fortuna, se recuperó y sigue haciendo montaña. Va por ti, amigo !.



Esta vez vuelvo para eliminar demonios internos y demás paranoias, rollo..."quizás llevaba la cuerda poco tensa ?", "hubiese tenido que avisarle que no se fuese a la izquierda ?"... El último largo es el mismo y podré comprobar donde tuvimos el error.

La Haus-Estrems es un mítica vía abierta en el año 1.946, en la intimidante Momia, ubicada en la región de Sant Benet de Montserrat, y cuyo segundo largo ha alimentado toda suerte de leyendas. Todos los largos muy buenos, pero el segundo es excepcional, un off-witdth alucinante de 6a, donde tienes que escalar semiencastado en una fisura que tira hacia fuera, y donde únicamente 3 bolts, el primero de ellos a casi 12 m, hacen que estés con la adrenalina al máximo. 


Para afrontar con éxito esta escalada, considero que es preciso, obviamente haber realizado otras vías en Montserrat, y haber escalado otras vías de off-width sin problemas, como la CADE a la Roca 92 o la GEDE a l'Escorpí, e ir bien de coco para escalar largos con muy pocos seguros y de difícil aseguramiento.


Para esta ocasión mi compañero es Xavier Rodríguez, que no sabe muy bien que es eso del encastamiento. Pronto lo verá. Así que emprendemos la aproximación desde el Monestir, que se hace preciosa una vez llegamos a la región de Sant Benet. Una vez en el refugio cogemos el sendero que pasa debajo del arco y tiramos hacia arriba para pasar al lado de la trompa de l'elefant. Luego nos desviamos y cogemos el sendero que va al pie de la pared sur de la momia, hasta nuestro pie de vía.



El primer largo sigue el diedro evidente, con roca bastante buena, en IV+, y encontraremos 2 bolts y un pitón. La R está a unos 35 m. Xavi solventa el largo con rapidez.




El largo dos ya hemos quedado que me lo quedo para mi, pues le tengo ganas desde hace tiempo. La verdad es que impresiona. Le paso la minimochila al compañero, además de las botas y uno de los botellines de agua. Salgo a la derecha a buscar la chimenea y comienzo a subir muy empotrado por dentro, pues por fuera de momento es imposible. Apenas llevo 2 metros y casi no me puedo mover. Algo detrás me estorba. Le paso el otro botellín que me está molestando. Ahora mejor, pero por encima la cosa se estrecha totalmente y hay que moverse hacia fuera. Me cuesta !...el esternón se me clava en una piedra y me impide moverme. Además el casco también se queda encajado y tengo que girar la cabeza para pasar. Después de unos metros angustiosos (6a), consigo subir un poco más fácilmente, en V+, pues la chimenea se abre algo. Ya veo el bolt, pero está muy lejos. Al cabo de unos 10-12 m de reptar consigo chapar. Pero luego vienen de nuevo las dificultades en 6a de off-width, y la progresión se vuelve a hacer lenta. Por suerte el siguiente bolt está algo más cerca, a unos seis metros. Ahora es preciso hacer un movimiento delicado y muy aéreo, para cambiar de posición y poner la espalda en la momia y los pies en la lastra. Al cabo de 2 o 3 metros la escalada se suaviza y se prosigue en diedro, con algún paso de V+, y protegido de otro bolt. Consigo llegar a la R, algo cansado, a unos 35 m. 





Mi compañero tarda menos, pero le oigo gemir en la primera mitad del largo, arrastrando la mochila que cuelga debajo de su arnés. Al cabo de un rato dice: "Ya he llegado al primer bolt !", y más tarde le veo salir por el diedro. Le filmo un pequeño vídeo para que se quede más contento. Llega tan cansado que me cede el siguiente largo.





El tercer largo es mucho más fácil. Se inicia en diedro en V, donde al cabo de 6 m chapamos un bolt. Luego remontamos en travesía por encima de la gran lastra en IV. Encontramos una R de dos buriles en muy mal estado. Tras un breve muro de roca algo descompuesta, llegamos a la R, justo encima de la gran lastra. La temperatura es perfecta, la visibilidad elevada, lo que ayuda a admirar la visión que tenemos.




El cuarto largo lo abre Xavi. El inicio es algo expuesto, y se debe remontar el diedro evidente de IV+ situado a la derecha. A unos 5 m podemos poner un alien y a los 8 hay un bolt. Luego seguimos por la placa por la derecha hasta encontrar una R opcional que nos saltamos. Remontando en bavaresa muy bonita llegamos a la R4. Ambos alucinamos del paisaje que divisamos con esta nitidez otoñal.




El último largo me lo quedo yo. No quiero cometer ningún error. La única y última vez que llegué aquí nos sacaron en helicóptero. Subo unos 2 m y llego a un murito. Arriba hay poca presa. Aquí Gerard hace 5 años se fue a la izquierda y cogió terreno descompuesto. En cambio a la derecha se ve mas fácil. Rápidamente remonto y enlazo un gran merlet con un nudo corredizo. Luego un alien en el diedro poco marcado de la izquierda, y a los 35 m R en la cima. No hay ningún seguro en el largo, pero es precioso y la roca la he encontrado muy buena.






Hemos tardado 2 horas y media !. Por fin me he quitado el peso de encima !...Gracias Xavi por escalar esta increíble vía conmigo.




Para bajar, cruzamos la cima dirección N hasta un cable de acero que nos conduce a la instalación de rápel. Éste nos deposita en unos 40 m en un bosque colgado , de unos 40 m. Destrepamos unos 20 m por terreno delicado hasta el collado entre la Momia y la Momieta, y bajamos la canaleta resbaladiza hacia el oeste, que nos conduce al camino de subida.



Un abrazo a tod@s,
     Jose