domingo, 10 de julio de 2016

Cresta Arlaud - Gourgs Blancs -Pta.Lourde Rocheblave

Zona: Pirineos - Luchonnais
Dificultad: PD+
Material: 6 cintas, algunos friends, cuerda de 40 m, piolet y crampones
Fecha actividad: 25.06.2016


El segundo día en Portillon se presenta complicado para el Gran Diedro de Spijoules. Ha llovido por la noche y como nos tememos que estará húmedo salimos algo tarde. Ya en el collado por la aproximación oeste vemos que el tiempo se nos echa encima y acabaríamos muy tarde, con riesgo de tormentas. Decidimos montar dos grupos a objetivos diferentes. Juan y Miki irán al Spijoules, Gourdon y los Belloq, mientras que Carles y yo probaremos el cresterío Jean Arlaud, Gourgs Blancs, Torre Armengaud y Pta. Lourde Rocheblave. 




Después de separarnos y una hora de ascenso adicional, llegamos al Puerto de Oo. Según las indicaciones de Juan hay que coger una vira y luego buscar el terreno más evidente, atendiendo a algunos hitos. Como suele suceder, una vez en la vira, veo varios diedros y ninguna pista. Finalmente opto por el correcto, y al cabo de unos metros de III veo un hito a lo lejos. Seguimos subiendo por terreno que cada vez se hace más fácil, y coronamos el Jean Arlaud.









El destrepe que sigue no es muy difícil; solo un pequeño rápel al final para evitar un destrepe vertical. Una vez en el colladito, la trepada hasta el Gourgs Blancs es pan comido, con algún paso suelto de III, y enseguida estamos en la cima de nuestro segundo tresmil de la jornada. 





Nos quedan tres cimas secundarias para completar la jornada. Al principio sigo por la cresta, pero una serie de hitos parece que conducen por terrazas en la vertiente Sur. Vamos siguiéndolos, pero el terreno es inestable y difícil de proteger; seguramente por la cresta era más fácil y menos peligroso. Después de un rato vadeando repisas, volvemos a la cresta.Ahora el terreno es mucho más seguro, pero las dificultades aumentan.Después de coronar el Veo un rápel (de abandono o de progresión) , pero con la cuerda de 40 m no parece que lleguemos. Seguimos por la cresta hasta que veo un cordino roñoso, del cual nos descolgamos; debe hacer tiempo que nadie pasa por este tramo. Ahora teremos que montar otro rápel de unos 20 m de una cinta nuestra, para salir del embarque. 






Pero ya estamos fuera de la zona delicada, y solo nos queda una fácil trepada hasta nuestro último tres mil, la Pta. Lourde Rocheblave. Lo que veo ahora es un alivio, una simple bajada caminando hasta el Puerto de Gias. Desde allí una hora y media más hasta el Puerto de Oo, y luego retomar el camino de vuelta hasta el refugio, al que llegamos a las 18:00. Nuestros amigos vuelven del Belloq casi a las 20:00, pues han encontrado el descenso peligroso. El día de relax ha sido más movido de lo esperado.


Un abrazo a tod@s,
     Jose