martes, 21 de julio de 2015

Canas y Espits a la Dent de Cabirols

Zona: Pedraforca - Cara Norte
Longitud: 120 m
Orientación: Norte
Grado: MD 6a(V+)
Semiequipada con espits
Material: 12 expres y friends medianos
Aproximación: 45 min 
Fecha: 27.06.2015

Quedo con Raúl, el Lagarto de Cádiz, para escalar al Pedraforca. El calor sigue siendo insoportable y buscamos la sombra con desespero. La idea inicial es la Vía del Guarda, pero después de leer algunas piadas, no nos apetece escalar por diedros sobados y patinosos. Así que vemos un par de vías cortas que podemos hacer en el día, la Altivi Flunch y la Canas y Espits. Desde el refugio Lluis Estasen llegamos a pie de vía en unos 45 m. Ambas vías se encuentran a la derecha de la del Guarda y de la Cerdà Albert.
Empezamos por la Altivi Flunch, que parece algo más difícil que la otra. 
Le da Raúl al primer largo y a los pocos metros nos damos cuenta que la información que teníamos de la vía era algo imprecisa. El inicio es realmente difícil, con un paso que al menos es 6b. Un poco más arriba Raúl aborda una fisura desequipada de 6a y bastante herbosa, donde los dedos encuentran dificultades en encontrar buen agarre. El final algo más sencillo, aunque yo luego llego a la R bastante sorprendido por la dificultad del inicio.


Al segundo le doy yo. Hay una bavaresa buenísima de V+/ 6a y a proteger, y más arriba un diedro con una salida a izquierda indefinida. Después la travesía sigue con pasos de adherencia en V+ o 6a.

Ya en la R2 nos bajamos. A Raúl le apetece más acabar la otra vía que no estar más de lo necesario en  ésta. Ahora viene un techo de A1 y no le veo muy motivado. Para abajo !....
La Canas y Espits se encuentra a unos 40 m a la derecha de la primera y ciertamente es bastante más asequible.

Ahora va también Raúl al largo 1. Es un largo de 6a/6a+ muy bien equipado, que empieza con roca algo dudosa pero que gana en calidad conforme ganamos altura. Una travesía técnica da paso a un sistema de placas atléticas de V+ para llegar a la R en algo más de 40 m.

El largo dos empieza con una salida delicada hacia el primer espit. Es un largo muy bonito, con bastantes pasos de adherencia, y que casi al final, antes de llegar a una fisura diagonal, se pone más difícil. Una vez en la fisura remontamos por ella con los pies en la misma y sin muchas manos, hasta que llegamos a la R.

El largo tres,  una buena fisura en bavaresa que nos lleva a un tramo de Ae.



El largo cuatro es ya bastante más fácil. Subimos ern placa hasta el techo, que traveseamos a la derecha. Luego ya en IV+ hasta la R.


Para bajar descendemos en rápel por la vía. La verdad es que la vía tiene el interés concentrado en los dos primeros largos y vale la pena el viaje si lo combinas con alguna otra vía cercana.

Un abrazo a tod@s,

     Jose