jueves, 16 de abril de 2015

Sal de Frutas al Tossal del Balinyó

Zona: Alt Urgell
Longitud: 600 m
Orientación: Sur
Grado: 6b(6a+)
Equipamiento: equipada con bolts, pitones y puentes de roca
Material: 14 cintas expres
Aproximación: 45 m
Fecha: 12.04.2015

Ya iba siendo hora de montar otra salida multitudinaria de escalada en vía larga. La última fue para celebrar mi retorno a la roca tras 6 meses después del accidente. El Tossal del Balinyó, con muchas vías de variada dificultad, parece un buen lugar. Optamos por el guasap para organizarnos, cuyo grupo ‘Cóndilos voladores’ está que arde esta semana... Unos quieren la Dau al set, otros la Tutatis,...mientras que a Marcos se le ha metido entre ceja y ceja la Sal de Frutas. Jose Soler, mi compañero de cordada, ya ha dejado claro que a la Sal no se quiere meter, pues está cansado por el trabajo y quiere plaisir, pero el destino es inescrutable. Al final le convenzo, porque le vendo que a mí “la adherencia se me da bien”. Si no lo vemos, nos pasaremos a la vía paralela Regular, bastante más fácil. Al final somos 7. Raúl, Jordi y Pep harán cordada a la Dau al Set, mientras que dos cordadas, Jose y yo, y Marcos y Moira por delante nuestro, haremos la Sal de Frutas.
 

En la aproximación vemos una cordada muy delante nuestro. Luego me enteré que era el Juan Wenceslao con dos amigos que también se metieron en la Dau al Set.



Llegamos a pie de vía de la Sal y ya le mete Marcos en libre. Luego Moira detrás como un cohete. Mientras, los dos Joses empezamos a dudar si ésta es una buena opción, pero como “a mi se me da bien la adherencia”, decidimos tirar. Aún así, el inicio de vía es potentillo pa nosotros, en 6a+ y cuando le meto yo, ya saco el estribo, que hay que ahorrar fuerzas. Además ya le hemos pedido a Moira que en este largo nos deje las cintas puestas. Más arriba empieza la placa lisa y algún alejillo. Esto de flotar en las placas, así en frío, no es tan fácil, y voy subiendo con alguna dificultad. Pasado el penúltimo bolt, me desvío demasiado a la derecha y no puedo alcanzar el último bolt…La sabina salvadora está hecha trizas y estoy por tirar hacia arriba a buscar alguna fisura…Hasta que veo caer una cuerda…”Píllate, que no te rompas más cóndilos ¡… Tras dudarlo, me ato, alcanzo el bolt, y le vuelvo a pasar la cuerda, que parece que no me ha visto nadie más. 
 

Empalmamos los largos dos y tres, el cuarto es muy fácil y el quinto es cambio de R.




Al llegar al inicio del sexto largo, vemos a Marcos que se lo toma con calma. Qué raro, si se ve tumbadito…Al tercer bolt, después de estar un rato tentando en libre, le mete un A0 y luego sigue ya en libre. Cuando me toca a mi veo que el primer paso ya extraploma, pero subiendo mucho los pies hay muy buena ganda, consigo chapar el segundo bolt, pero al tercero imito a mi compañero, con lo que tiro de A0 para superar un paso vertical de adherencia, de 6a+. El resto de la tirada sigue en adherencia pero algo más fácil, entre el V+ y el 6a.

A medida que ganamos metros aumentan los deseos de Jose de pasar a la otra vía y disminuyen los de Moira de abrir. Lo suyo es el rollo atlético y aquí no se mueve bien. En cambio a Marcos se le empieza a ver en su salsa. El largo siete es un quintillo con un paso picantón de adherencia.


Pero la guinda está en el largo ocho, que en la reseña marca 6b y tiene 50 metros. Mientras Marcos va abriendo, observo que ya a mitad de largo su velocidad va a menos, y se pasa un ratin en uno de los pasos. Le volvemos a pedir a Moira que nos deje las cintas puestas y alargadas en los pasos más difíciles. Este me toca a mi de primero. Los primeros metros se suben bien, pues hay buenos cazos y los seguros de puentes de roca nunca dan la sensación de estar muy lejos. Ahora viene una fisura en diagonal más difícil, donde hay que apretar los pies en la placa y aguantar el equilibrio. Unos pasos ahora de adherencia y veo de repente un par de cintas alargadas que me dejado Moi…las alcanzo, chapo, intento proseguir…imposible para mi ¡…muy liso y vertical… Marcos me grita; “Es un paso de decisión ¡!!”. Le hago caso y DECIDO acerar por primera vez en el largo…Menos mal que se me da bien la adherencia ¡…Arriba continua difícil pero ya lo voy sacando en libre..hasta que llego al último bolt, y lo veo más fácil por la derecha. Pero ya más arriba no puedo pasar a la R…Marcos, a dos metros: “Joseee…te paso la cuerda!...”. Yo: “Nooo, esperaaa que lo sacooo”…,Segundos más tarde recibo el cabo de cuerda en mis narices…”Cogeteeee.!” Harto de agobios, vuelvo a cogerme, esta vez a tiro de la reunión. Ya van dos.
 
  

El siguiente largo lo abre Marcos, y en mi cordada Jose. Es un largo espectacular, de pura adherencia en 6a, también de casi 50 m, donde hay que apretar pies de lo lindo, y aprovechar los finos canalones verticales para asirse con las manos. Jose casi lo encadena, pero ya estamos cansados. Además es tarde y queda la vuelta en coche.

 
 

Así que aprovechamos el escape que tenemos y optamos por dejar los últimos cinco largos para otra ocasión. Hemos hecho lo más difícil de la vía, algunos con más elegancia que otros, pero nos lo hemos pasado bien y las risas no han faltado. Esperamos a la cordada del Dau al Set en el bar Tahusà de Coll de Nargó. Allí me encuentro casualmente con Miquel Blanco, bien acompañado por la Araceli Segarra, y uno de los cracks de la zona, y que además fue el bombero que me rescató en mi accidente en el Tossal del Coscollet. Prefiero no preguntarle acerca de sus sensaciones cuando escaló la Sal de Frutas en “free solo”.

Un abrazo a tod@s,


    Jose