miércoles, 2 de julio de 2014

Camí del Tro al Pollegó Inferior

Zona: Pirineos Cadí-Pedraforca
Longitud: 150 m
Orientación: Sur
Grado: 6a(V+) 
Equipamiento: equipada con espits y pitones. Rapelable.
Material: 12 cintas expres, útil algún friend 
Aproximación: 1 hora y media 
Fecha: 22.06.2014

En mi segunda incursión a la Cara Sur del Pollegó Inferior del Pedraforca, dado que venimos del Canigó de hacer una vía alpina, 
Elisa y yo queremos una vía deportiva, rápida y bien equipada en la cara Sur, lejos de la sombría y salvaje cara Norte. La opción más clásica y seguramente más repetida es el Camí del Tro, una ruta eminentemente de placa, de caliza perfecta, algo variada, con alguna bavaresa y algún pequeño diedro que hace más amena si cabe la escalada. El ambiente y el paisaje son, por supuesto, sensacionales, y nuestra vista disfruta de los bosques del Berguedà y de la Gallina Pelada. Aparentemente cerca divisamos Gósol, único pueblo visible desde nuestra atalaya. 


La aproximación la realizamos primero en coche desde Saldes hacia el refugio Lluís Estasén, y a los dos km de un llano sale una pista a la izquierda y en sentido inverso. Después de un depósito de agua giramos a la derecha hasta un prado con un árbol y una gran piedra con placa. De allí sale un sendero marcado con hitos y puntos rojos que nos lleva a las vías de la cara Sur. Éste no es el mejor camino. Es preferible tomar el camino del Prat de Reó, que sale más o menos un km a la izquierda de éste, y sube suavemente por un bosque lejos de las tarteras de la primera opción.



El inicio de vía es fácil de localizar. Veremos una característica ocavidad de un metro de diámetro y un par de metros de profundidad. Nuestra vía nace algo a la izquierda y el primer espit es visible. Unos cinco metros a la derecha es visible la línea de bolts de la Llamp del Tro. 
El primer largo tiene unos 35 m y tiene un paso de V+. A excepción de algún paso patinoso, la caliza es excelente.


Del segundo largo no tengo fotos. La salida es a la izquierda, y hay un paso difícil nada más salir. Es el largo más obligado en grado, y tiene alguna bavaresa muy bonita. Son unos 40 m y algún paso de 6a.
El tercer largo sale en placa, con pasos de 6a no obligados y con chapas muy cercas. Más arriba una serie de fisuras nos ofrecen una escalada atlética. Para mi es el el largo más bonito. Son otros 40 m de V+. La R3 es muy cómoda.


El largo cuatro sale por un pequeño diedro de IV+, y sigue por una placa de V/V+, hasta una la R a unos 30 m.


Acabamos la vía tranquilamente y sin prisas, y la cordada que nos sigue le pide a Elisa que si vamos a rapelar lo hagamos por alguna vía paralela, la Star Mchara por ejemplo. Aún desde lejos, la voz me suena. Comento a Elisa: "Pregúntale si se llama Rául". "Síii !". "Es bombero?"..."Me dice que sí !". Está claro, es Raúl Álvarez, el Lagarto de Cádiz, quien ha venido con Marcos Cuesta, a la misma vía. Desde la R4 traveseo a la izquierda y encuentro, escondido, el rápel de la otra vía. En dos rápeles de 60 m estamos abajo.
Raúl Álvarez en el último largo de  Camí del Tro
En resumen, buena jornada en una vía rápida muy bien equipada.

Un abrazo a tod@s,
  Jose