miércoles, 9 de julio de 2014

Espolon NE al Pico Valleta

Zona: Pirineos Cerdanya
Longitud: 335 m
Orientación: Noreste
Grado: 6a(V+) 
Equipamiento: semiequipada con pitones y friends abandonados
Material: 10 cintas expres, juego completo de friends hasta el 2#, semáforo de aliens, fisureros, doble cuerda
Aproximación: 1 hora y media 
Fecha: 05.07.2014

El espolón NE al Valleta es una de las vías alpinas más clásicas y conocidas del Pirineo Oriental. Recorre un sistemas de fisuras y diedros en una de las paredes graníticas más altivas de este rincón del Pirineo. La soledad del paraje añade un plus de ambiente salvaje a la escalada. El paisaje, por otra parte, es magnífico, y a pesar de la cercana estación de esquí de Porte-Puymorens, el circo nos regala unas vistas que solo es posible disfrutar desde nuestra atalaya.
 

La vía se encuentra poco equipada en los largos, aunque varias reuniones han sido reequipadas con un bolt. Encontraremos algunos pitones y friends abandonados y atascados en fisuras. Nosotros optamos por montar algunas R's a nuestro gusto en bloques, pues las tiradas con la reuniones equipadas son muy largas, de unos 55 m.
 

Mi compañero de cordada es Jose Soler, "el hombre tranquilo", con quien he planificado el fin de semana. Sábado a por el Valleta, y el domingo a Orlu. Salimos temprano de Sant Cugat, a las 5:45 h. Al llegar al Puerto de Puymorens, seguimos por la pista, solo apta para 4x4, hasta el primer remontador, donde aparcamos. Desde aquí hasta pie de vía hay 1 hora y media a ritmo tranquilo. Después de pasar los postes del remontador, simplemente hay que seguir un sendero con hitos, a veces perdedor.


 
A las 9:00 llegamos a pie de vía. El tiempo es espléndido y la temperatura muy agradable, lejos del calor infernal de Barcelona.

Como buenos hermanos, nos repartimos los largos. El primer largo es de trámite y permite llegar a una R de dos pitones aplastados. Es preciso pasar una cinta por las orejas, porque no es posible mosquetonearlos. La tirada, de IV, está limpia.

 

El segundo largo, algo roto, va por un fácil diedro de IV con un corto paso de V. Encontraremos dos pitones. La R es de un bolt y un pitón.

 

El tercer largo es muy bueno. Comenzamos por el diedro de la izquierda, y luego un paso lateral delicado a la derecha para encarar un diedro perfecto, de V+, muy liso. Monto la R en un bloque, en una buena plataforma, dado que he agotado el material, y ya llevo 40 m de cuerda.

 

Para el cuarto largo, dudamos entre dos diedros, y finalmente mi compañero tira con buen criterio por el de la izquierda, en IV+. Llega a una reunión de bolt y pitón que se salta, y acomete un paso de 6a bien protegido con un pitón , para continuar por otro diedro en V. Monta R en otro bloque. 



El quinto largo es precioso. Una fácil bavaresa me lleva a una chimenea de V+, protegida con dos pitones y dos friends abandonados. Luego encuentro una R "oficial" de bolt y pitón.

 
 

El sexto largo es el más espectacular. Travesía caminando a la izquierda y fisura en bavaresa perfecta de V/V+ durante unos 15 m, donde tenemos que apretar fuerte los pies pues las paredes son lisas. Encontramos 3 friends abandonados y un pitón. La R es de un bolt y un pitón.

 
 
El séptimo largo sale en placa y supera en un breve paso de V un resalte, protegido con un pitón, y montamos R en un bloque a unos 35 m , antes de un diedro característico.


El octavo largo supera el diedro, de V, y salimos ya en III hasta la cima. La tirada está limpia.

 
Hemos tardado unas 4 h 30 m, un buen tiempo. Mejor, hay riesgo de lluvia por la tarde.


Para bajar, hemos de tomar dirección Oeste pasando por diversos corredores que no debemos tomar. Cuando hemos pasado la Vinyola, veremos el lago glaciar, y tomamos el camino que nos conduce a él. En unas dos horas estamos en el coche.
 




Un abrazo a tod@s,
    Jose