miércoles, 3 de septiembre de 2014

Rateau Este arista Sur

Zona: Alpes - Ecrins
Altura: 3.809 m
Orientación: Sur
Grado: AD- (III+ y 60º en nieve)
Desnivel: 1.150 m
Material: cuerda simple de 30 m y cordino para rápel, piolet y crampones
Aproximación: 2 horas desde el refugio de la Selle
Fecha: 18.08.2014

En mi tercera semana en los Alpes, ésta vez con Alba, decidimos ir a los Écrins, territorio más salvaje y menos masificado que otros lugares como el Montblanc. Aquí los teleféricos brillan por su ausencia y las aproximaciones suelen ser largas, el ambiente es más salvaje y el alpinismo o el montañismo se vuelves más auténticos. Después de un día de aclimatación en una cima cercana a La Grave, nos ponemos como objetivo un pico en principio no muy difícil, el Rateau Este, de 3.809 m.


Foto realizada desde la Grande Ruine

La ruta normal, la arista Sur, no ofrece dificultades, no obstante su acceso a través de la Brecha de Rateau es delicado y requiere una escalada de unos 80 m entre el III y el IV y una breve rampa de 60º. Luego la cresta es preciosa, y las rampas finales de nieve nos conducen a una cima de vistas increíbles.
Ruta vista desde la vertiente de ataque
Salimos a media mañana de Sant Christophe d’Oisans. La aproximación al refugio de la Selle es de unas tres horas y media a lo largo del Vallon del Diable. A la izquierda se ven las cascadas que en época invernal son escaladas por multitud de alpinistas. Al cabo de tres horas ya  vemos nuestro objetivo, así como el refugio, encaramado como casi todos a unos 150 m de un glaciar en retroceso.




Salimos al día siguiente del refugio a las 5:00 h, para tomar el camino que conduce al glaciar de la Selle. Al cabo de una hora llegamos al glaciar. Aunque el glaciar es muy poco peligroso y apenas hay grietas, nos encordamos. En otra hora llegamos a la rimaya que da acceso a la brecha de Rateau, la cual nos da la llave para acceder a la arista Sur.



Ya más cerca observo que no va a ser tan fácil como me habían dicho en el refugio. Sólo me he llevado una cuerda de 20 m y nada de material. Veo una cordada que ataca la brecha por la izquierda. Nosotros optamos por entrar por la derecha, según consejo del guarda. Subo unos metros en II y III hasta una R. Viene un destrepe delicado que salvamos en pequeño rápel de 5 m. Ahora una placa de IV con regletas y un bloque empotrado hasta otra R. Y en el libro que leí le daban F de “Facile” !...A continuación un tramo roto fácil y luego un pequeño muro de nieve a 60 grados para llegar al collado, a 3.235 m.



Encaramos la cresta sur, que al principio es una placa tumbada durante unos 100 m. Más tarde deviene una arista más afilada donde la progresión al ensamble se impone. El ambiente es maravilloso.





Al cabo de una hora y media salimos de la cresta y encaramos la arista nevada, amplia y sin dificultades.


Llegados a una plataforma, Alba me comenta que no puede más. Pienso que debe ser la aclimatación. No insisto más, me desencuerdo y voy solo a por la cima. Lo que viene ahora es un tramo de travesía algo expuesto. Después alcanzo una antecima y me dirijo a la rampa somital, que al final se hace rocosa. En la cima estoy solo, pues la pareja de franceses que nos precedía ya ha empezado a bajar.





La Meije al fondo
Bajo rápidamente y aprovecho para que los franceses me hagan una foto.



El MontBlanc y las Jorasses al fondo
Al fondo, la plataforma donde está Alba

Toca encordarse y descender por la ruta de subida. Y a disfrutar otra vez del paisaje y del ambiente.




Una vez llegados al collado rapelamos el murito de nieve y aprovechamos para rapelar por las cuerdas que unos franceses muy amablemente se han ofrecido a compartir.





Una vez en el glaciar, lo más delicado ha pasado. Tiempo para tomar algo en el refugio y para descender otra vez al pueblo.



Un abrazo a tod@s,
     Jose