sábado, 30 de agosto de 2014

Flipp Matinal a la Paret de Diables

Zona: Montserrat - Diables
Longitud: 230 m
Orientación: Noreste
Grado: 6a/A1
Equipamiento: semiequipada con buriles y pitones. 
Material: 18 cintas, friends hasta el 2#, aliens, fisureros y estribo.
Aproximación: 1 hora desde Santa Cecília 
Fecha: 30.08.2014

Después de cuatro meses sin pisar Montserrat, animo a Xavi R. para ir a una vía que ya el año pasado el Ramon S., con quien tuve el placer de escalar la Puigmal, me comentó. La vía se encuentra en la Paret de Diables, quizás el más espectacular muro del macizo. Será la primera vía en cara Norte de Xavi. A última hora se apunta también Quim, quien ya ha compartido también varias escaladas conmigo.



La Flipp Matinal me parece una vía bastante difícil, sin ningún largo asequible y con roca en general delicada. Sólo en los dos o tres últimos largos la roca es buena. La vía se encuentra semiequipada con buriles y pitones bastante viejos, excepto dos espits recientes que encontramos. Todas las reuniones son colgadas y de buriles,  y muy incómodas. En contra de lo que había leído, ni hay tanta fisura en bavaresa, ni tanta placa. Básicamente son diedros técnicos, alguno de los cuales tira hacia fuera, y tramos de artificial con algunos pasos largos y difíciles, y donde cordinos finos y fisureros nos irán bien para enlazar los buriles sin chapa que encontremos. Destaca el ambiente imponente y severo que reina en la ruta, testimonio de una forma de escalar de otra época.

Dado que le da el sol hasta las 12:00, salimos tarde, y emprendemos la penosa subida a la pared. El pie de vía es el mismo que el de la GAM. Dado que Quim no se ve bien hoy para ir de primero, nos repartimos los largos Xavi y yo. Yo haré los cuatro primeros y Xavi los tres últimos.




En el primer largo me encamino directamente hacia una expansión que veo, perteneciente a la vía Diagonal del Vértigo, que recorre una placa  bien equipada al inicio, en V+. La entrada correcta va más a la izquierda, en IV/V y apenas tiene expansiones. Monto R en la primera de la Diagonal, que parece más cómoda.

En el segundo largo empieza la fiesta. Salgo a izquierda a buscar la bavaresa vertical de V+ con la que acaba el primer largo de verdad. No encuentro los seguros que he leído y hay que ir con cuidado. Llego a la R1 correcta de la vía y sigo. La roca ahora es peor, y hay algún paso obligado en 6a, que combino con algún A1. Para mi es el tramo más difícil de la vía, pues la escalada sigue una fisura muy vertical de roca delicada y no siempre equipable. Más arriba llego al tramo de Ae, plagado de buriles y pitones de época, con pasos largos, en especial uno en lateral a izquierda casi al final, que casi nos retira de la vía. Después de un eternidad llego a una R de 6 o 7 buriles.

  


El tercer largo es enteramente artificial. Esta vez progreso más rápido, excepto en dos o tres buriles que no tienen chapa. Toca enlazarlos con fisureros o cordinos finos. El resto se hace sin problemas. 
  


En el cuarto largo los primeros metros siguen siendo en Ae1 y luego por fin salimos en libre por un diedro con roca delicada. La escalada es extraña, pues el diedro, de V/V+, tira hacia afuera y la técnica de oposición resulta inútil. Ya más arriba un tramo de V+ o A0 nos lleva a la R.




Las reuniones, totalmente colgadas y de buriles
                                     
Ejemplo de buril de la vía
Ahora le toca a Xavi, que inicial el largo cinco, siguiendo el diedro de la vía. Los primeros metros siguen con la tónica de roca anaranjada = roca delicada, pero enseguida llegamos a roca gris, donde la roca pasa a ser muy buena. Es el largo más disfrutón, un diedro mantenido en V con pasos de V+.




En el sexto largo hemos leído que es mejor empalmar con el séptimo largo, pues la R6 es de tres buriles, uno de ellos roto. Sale Xavi en V+, prosiguiendo por un diedro espectacular, y enseguida un paso difícil de 6a que pone las pilas, antes de llegar a un pitón con un cordino prehistórico. La roca sigue siendo buena, pero la escalada es exigente, V+/6a en diedro, y en el largo ya no hay seguros, aunque las fisuras son buenas para emplazar friends. Llega a la R6, y sigue, pero en vez de ir a la derecha como marca la reseña que llevamos, toma el diedro de la izquierda, con salida difícil y matojera. Encima no hay seguros y no se puede meter nada. Al cabo de unos 15 metros mete un alien y sale por una placa a la derecha, para montar R en un buen árbol. Quim y yo llegamos, contentos de haber acabado. 

  


Las tiradas se nos han hecho largas, y cada reunión de buriles colgada iba mermando la moral. No ha estado mal el estreno de Xavi en cara norte de Montserrat.


Ya solo queda caminar unos metros para llegar a las placas de III que nos conducen a la cima de Diables. Las hacemos al ensamble. Una vez en la cima seguimos la carena y tomamos un sendero a la derecha que nos lleva a la Canal dels Avellaners, y de ahí al Camí de l’Arrel y al coche.



Un abrazo a tod@s,
    Jose