martes, 18 de marzo de 2014

Cerdà-Pokorski a la trompa del Elefant

Vía: Cerdà-Pokorski a la trompa del Elefant
Zona: Montserrat - Sant Benet
Longitud: 160 m
Orientación: Sur
Grado: 6a/A1
Equipamiento: semiequipada con parabolts y pitones.
Material: 16 cintas expres,  2 semáforos de aliens, 1 camalot #3, 1 juego fisureros y estribo
Aproximación: 40 minutos desde el Monestir
Fecha: 16.03.2014

 Para mi Sant Benet es el lugar más mágico de Montserrat. Sus emblemáticos monolitos dibujan perfiles inolvidables y formas que recuerdan a seres o personas, y de las cuales toman el nombre: Elefant, la Prenyada, la Momia, la Panxa del Bisbe...Las vías no son en general fáciles, pues el equipamiento nunca es generoso y la escalada es mantenida. Pero queda compensado por la tranquilidad y la belleza del lugar. 


De entre todas ellas, destaca la Cerdà-Pokorski, una vía legendaria abierta por la famosa cordada en el año 1.959. Recorre una evidente fisura a la izquierda de la Trompa de l'Elefant, y comparte los tres primeros largos con la GEDE, que fue abierta con posterioridad. Dado que ésta última fue reequipada le quitó algo de carácter a la ruta original. Aún así, la mitad de la vía, los largos 4, 5 y 6, no tienen apenas expansiones, pero según me han dicho se han añadido bastantes pitones. Además  se han reforzado las R's con un espit, a excepción de la R5 que tiene 5 buriles. Alguno de los pitones tienen  cordinos bastante viejos, por lo que es recomendable llevar navaja y cordinos de recambio.
Mi compañero de cordada es otra vez Marcos Cuesta, también de Cordada, con quien todavía no he compartido una clásica.
La aproximación la iniciamos desde el Monestir. Una vez en el refugio de Sant Benet, seguimos hacia arriba camino del refugio de Sant Salvador. Después de unos giros, a manos derecha sale un sendero que nos conduce a pie de vía, justo a la izquierda de la Boi-Roca. A las 10:00 llegamos a pie de vía, o donde creemos que podemos empezar.

L1 y L2: empalmo ambos largos en unos 45 m. El primer largo, de III+, está limpio y solo se puede colocar un alien a unos 20 m. Una vez en la R1, seguimos y encontramos 2 bolts y un pitón muy seguidos. La fisura, de IV+/V, se deja equipar. Se monta la R, muy cómoda, en 2 bolts. 

 


L3: lo inicia Marcos. Es una escalada mantenida en V/V+ con un paso al final de 6a. Se encuentra muy bien equipada ya que apenas hay que poner friends. Son unos 30 m hasta la R3, que está totalmente colgada y es muy incómoda. A partir de aquí, la GEDE va a la derecha y nuestra vía sigue recto por la fisura. Ya no veremos ni un parabolt más.


L4: este me toca a mi, y se supone que es el largo clave. Salgo algo inquieto y armado hasta los dientes. Llegar al primer pitón tiene su miga y opto por sacar el pedal desde la misma R. Luego sigo en libre, chapo otro pitón más. Luego la única falca de la vía. Unos 3 metros por encima llego a otro pitón, siempre en V/V+. Ahora parece que se pone más difícil, y me inclino hacia atrás para mirar arriba, cogiéndome de la cinta. En un instante....estoy cayendo...tan rápido y de sorpresa que Marcos no ha tenido tiempo de recoger cuerda , y entre aleje, chicle y comba llego al lado de la R, después de unos 8 metros de caída. "Estas bien ?", "Sí, solo un golpe en la pierna..No me explico lo que ha pasado !". Debe haberse roto el cordino del pitón, que supongo que chapé. Miro la cuerda y veo la cinta exprés pasada, pero del cordino ni rastro, debe haber volado. También observo lo que me ha aguantado; es la falca!...y además con un cordino viejísimo. Le comento a Marcos, que voy a probar de nuevo. Luego me dirá que pensaba que nos bajábamos. Así que paso por la fabuloso taco de madera del año 59 que me ha aguantado y llego al pitón. Es de argolla, y por tanto no llevaba cordino. Seguramente chapé mal la cinta exprés y no me di cuenta...vaya error !...Continuo escalando en V/V+ hasta que llego a un paso muy difícil, que Marcos luego acotará en libre de 6b. Lo supero en A1 con aliens. Hasta la R ya fácil en IV+, montada con 1 espit y 2 buriles. 
  
Después del vuelo contra el taco, cara de susto
 y mano magullada del compañero al asegurar la caída






 L5: el largo lo inicio directamente siguiendo la fisura extraplomada que sale un poco a nuestra derecha. Se ven un par de pitones, con cordinos muy viejos. Lo ataco en artificial. Al colgarme del primer pitón, este se mueve considerablemente, y  no me quedo tranquilo hasta que pongo un tascón. Luego otro pitón y... un espit !...Poco después se sale en libre ya más fácil en V, pero hay que equipar. Un breve paso de V+, y se accede a una pequeña plataforma. Ahora por una placa de IV descaradamente a la izquierda hasta encontrar la R5, montada con 5 buriles. Esta reunión vuelve a ser muy incómoda.



L6: aquí salgo en travesía a la derecha durante unos 6 metros, protegida con un buril bastante nuevo. Estos metros son muy aéreos e impresionan lo suyo. Luego recto hacia arriba en IV y III sin seguros. Muy arriba se puede poner un alien. La R la monto en un espit nuevo en la misma cima.



Corta pero gran escalada con un gran compañero.

El descenso lo realizamos destrepando un corto tramo de III y luego a la izquierda por una chimenea.
Un abrazo a tod@s,
    Jose