domingo, 21 de julio de 2013

Espolón SE al Roccia Nera (4.075 m), Zermatt

Vía: Espolon SE Roccia Nera 4.075 m
Zona: Alpes Valais
Longitud: 400 m
Orientación: Sureste
Grado: D+ (V)
Equipamiento: prácticamente desequipado. Reuniones al gusto.
Material: 12 cintas express, friends medianos y pequeños, fisureros, 3 pitones, piolet y crampones. Doble cuerda.
Aproximación: 10 minutos desde el vivac Rossi del Breithorn. 

Fecha: 21.07.2013



Esta vía la realizamos como preparación y aclimatación para el Cervino por la arista de Lion. Se trata de un itinerario muy alpino y sinuoso, y muy desequipado; tan solo encontramos algún pitón. La roca es de aceptable o  buena, a excepción del tramo de la canal, donde hay que ir con cuidado. Las reuniones se montan al gusto, y casi siempre hay buenos emplazamientos para proteger y montarlas. El largo más difícil es uno con un paso de V o V+, pero protegido con un pitón, donde es posible agarrarse a él para facilitar el paso. El resto de la vía está entre el III y el IV+. Adjunto el itinerario más o menos como creo que lo hicimos.

Así que recién llegados de Barcelona, Juan Lazo, Gerard Fernández, mi hermano Alberto y yo, y tras turnarnos en el coche para conducir por la noche, llegamos a Visp hacia las 10:00 h, donde nos espera Josep Escruela, quien además de nuestro guía de Cordada, es nuestro amigo y maestro de toda nuestra vida montañera. 

A las 14:00 h ya estamos montando en el teleférico hacia Klein Matterhorn, y  hacia las 15:00 empezamos a caminar hacia el refugio-vivac Rossi, o Cesare Volante, situado a 3.700 m y ubicado casi a pie de nuestra vía y en las faldas del Roccia Nera, una cima de 4.075 m al lado del majestuoso Breithorn. 






A las 17:00 h llegamos al diminuto refugio, no guardado, pero con mantas y colchonetas. Vamos cargados con todo lo necesario para cuatro días, incluyendo el Cervino. Más alpinistas van llegando  y tenemos que apretarnos, algunos de los cuales muy poco solidarios, pues acaparan mantas que a otros les hacen falta. Los últimos que llegan casi acaban durmiendo fuera, pero un grupo muy amable que lleva sacos les deja sitio y se van fuera a dormir !.





La idea para mañana es entrenar la estructura de cordadas que usaremos para el Cervino. Una primera cordada liderada por Josep donde irán como segundos mi hermano y Gerard. Detrás, pisando los talones, una segunda cordada en principio autónoma compuesta por mí y por Juan, quienes tenemos algo más de experiencia (exceptuando Josep claro, jejeje), y en la cual tanto Juan como yo iremos como primero o segundo según  nos plazca.

A las 5:30 nos levantamos, y después de desayunar, rápidamente descendemos hacia el glaciar entre el Roccia Nera y el Pollux. 


Después de unos minutos de investigar el inicio de vía, pues no parece claro, optamos por empezar por una fisura ascendente a la derecha. Por aquí la pared parece más humana, y puesto que vamos a escalar con botas (los pies de gatos se quedaron en el coche), no podemos buscar aventura en una pared desconocida.


Inicio de vía
Empieza Josep, con cuidado. Más tarde salimos la segunda cordada, empezando yo de primero, así hasta la mitad de la vía. Los primeros metros son delicados, y aunque la roca es buena, las presas son finas y el peso de nuestras mochilas también se deja notar. Después de unos pasos de IV o IV+ se pone fácil y luego otra vez vertical. Más tarde, a los 40 m, con tendencia a la derecha, montamos reunión en un bloque. El largo está limpio de seguros fijos.




Sigue otro largo muy bonito y de excelente roca, también en IV y IV+, que abre Juan, detrás de la cordada de Josep. Hay excelentes presas horizontales y alguna terraza de descanso. Al final se busca el terreno hacia la derecha para montar la reunión. Unos 35 m, IV+, limpio de seguros.




El tercer largo sigue la misma tónica, y va buscando la parte débil de la pared, por placas y fisuras. La roca sigue siendo buena. Han sido unos 40 m de IV limpio.




A continuación hacia la izquierda un diedro muy bonito de IV nos va conduciendo hacia la canal central. El paso es atlético, y el patio ya grande. Montamos R en un bloque a la izquierda.




Una pequeña travesía nos deja a la entrada de una canal de roca descompuesta.




Escalamos la canal con cuidado. Debe ser III, pero la roca está rota. Vemos el primer pitón !..Ahí debe ser la R.


Ahora viene un largo difícil, de al menos IV+, pero con buena roca.





Poco a poco vamos llegando al final. Después de un tramo fácil, viene un largo de V, pero protegido con un pitón en el paso clave. 




Tramo otra vez fácil y...nos espera una sorpresa. Un largo con nieve helada. al que le hemos entrado sin crampones, que continua en roca de IV+ difícil de proteger. Juan y yo decidimos atarnos a la cordada precedente en este largo. Demasiado para nosotros.






 Aquí decidimos ponernos los crampones. Un par de largos de menor dificultad nos dejan en la entrada a la arista cimera.



Increíble pasaje. Hay que superar una especie de hongo, al más puro estilo Andes, para alcanzar la arista cimera.


Y por fin en la arista. Paisajes espectaculares a ambos lados, con vistas del MonteRosa, el Cástor, el Lyskamm...




Foto de cima del Roccia Nera, a 4.075 m. Menuda manera de escalar este 4.000, y gracias a Josep. Vaya crack !..




Bajamos tranquilamente hacia el refugio Teodule, pero nos queda una buena bajada.




Esto es todo !...Magnífica actividad con magníficos compañeros...

Un abrazo a tod@s,
     Jose
     www.cordada.org