miércoles, 24 de febrero de 2016

Goulotte Quintana a la Oeste del Taillon

Texto original en http://www.cordada.org/goulotte-quintana/

Aprovechando alguna piada reciente y confirmando buenas condiciones, Juan Lazo y yo decidimos probar suerte en esta alejada vía del impresionante parque de Gavarnie - Ordesa. Aunque ya tuve el privilegio de escalarla hace algunos años con Dani Ascaso, la he vuelto a disfrutar. Adjunto la crónica de Juan.

Zona: Ordesa - Gavarnie
Longitud: 250 m
Dificultad: D+, 75º M4
Orientación: Oeste
Material: 8 cintas, aliens, friends hasta el 2#, fisureros, 5 tornillos,  algún clavo, doble piolet, doble cuerda 60 m.
Aproximación: 2h desde el Puerto de Bujaruelo
Fecha actividad: 21.02.2016

 
"Ya hace tiempo que vamos detrás de la goulotte Quintana en la oeste del Taillon. Hace un par de semanas piaban que estaba en condiciones pero no pudimos ir por la llegada del mal tiempo, y ha nevado bastante desde entonces. Ahora tenemos un poco de incertidumbre sobre como habrá quedado la vía y la aproximación. La logística que planeamos es la de subir sábado a dormir al puerto de Bujaruelo y el domingo hacer la vía y para abajo. Durante la semana vamos mirando la previsión y dan bastante frio y el riesgo de aludes está 3-4. Conforme va pasando la semana la previsión va mejorando para el fin de semana, parece ser que no hará tanto frio, y el caloret que viene estabilizará un poco la nieve polvo.
El sábado por la mañana sin prisa y con calma salimos para Torla. Preguntamos en una tienda de montaña si saben condiciones y nos comentan el último parte de nieve que tienen. El riesgo de aludes ha bajado a 2 pero la iso 0 sube a 3400m, así que cuidadin si vemos algo susceptible de caer por que con este calor va a caer. Comemos algo ligerito, no es plan de subir a estómago lleno, y subimos al refugio de Bujaruelo. Preparamos material y las mochilas deben rondar los 20kg. Material de escalada, esquís, tienda, sacos, esterillas, ropa, comida, jetboil…
 
 
 
El momento de echarse semejante mochila al lomo es duro, y empezar a subir por el bosque con botas de esquí más… además del propio peso vamos luchando contra las ramas de los árboles que no paran de engancharse en los esquís!.
 
 
 
Pronto pasa el calvario y al salir del bosque ya podemos calzar esquís. Empezamos a subir una pala no demasiado inclinada.  Hay tramos de nieve venteada bastante dura y con este mochilón no se me hace agradable el ir canteando tanto. En 2:30 llegamos a la cabaña eléctrica, no parece que haya nadie, y seguimos hacia el puerto.
Cara Noroeste de los Gabietos
Hacia el puerto de Bujaruelo

 
 Hace un día espectacular y estamos completamente solos. A las 18:30 llegamos al puerto de Bujaruelo, justo para montar la tienda antes de que anochezca. A la que desaparece el sol el frio se deja notar. Nos metemos en la tienda y empezamos a fundir nieve para preparar la cena.
 
 
  
Hay buena luna iluminando todas las montañas nevadas, espectáculo que paga la pena de venir a dormir aquí. Escuchamos pasos. Gente que bajando. Les preguntamos y vienen de la norte y comentan que al menos un par de cordadas han hecho la oeste. Bien. Hay un olor raro… aquí pasa algo! Es el agua… que le pasa a esta nieve? A la nieve que le va a pasar? Miramos el fondo del jetboil y tiene restos de leche quemada podrida en su base imposible de sacar. Qué coño es esto Jose?? De puta madre, acabamos de descubrir que es lo que iba dentro de las bombas fétidas que tiraba de pequeño. No tenemos nada mas donde poder calentar, así que no queda más remedio que tirar esta agua dentro de un par de sobres de comida liofilizada. Mezclada con comida no se nota el olor del agua, menos mal. Cenamos, fundimos un par de litros mas de agua, a la que pongo una bolsa de té a ver si la desapesta pero no hay suerte. A las 21 me pongo a leer un poquito, no porque tenga ganas, sino porque he tenido la moral de subir el libro hasta aquí y no lo voy a bajar sin al menos leerme una página. Justo voy por el capitulo en el que Jurek se dispone a pasar su tercera noche a pelo en el Kanchenjunga invernal. Siento estar en un hotel de lujo después de leer esto. Pero pronto quedamos fritos…
 
 
A las 5:00am suena el despertador. Nos ponemos en marcha. Desayunamos, nos equipamos y partimos. A la que nos salimos del camino que lleva a Serradets nos toca abrir huella. Vamos lentos pero no queda otra. Pronto amanece y la pared se deja ver. Pasamos por delante del corredor de la Izquierda y del Central, ambos sin formar.






A las 9:00 estamos a pie del primer resalte. Monto R0, sacamos cuerdas y… mierda! Un guante de Jose se va pared abajo. Menos mal que esta vez trae gordos de repuesto. Empieza Jose. Un resaltito corto de hielo y fácil hasta la R que está montada. Unos 35m.


Después me toca a mí. Un largo muy guapo con dos resaltes no muy largos y con buen hielo. 55m y me toca inventarme una R porque no veo nada.


Una cordada de Girona detrás nuestro
El tercero nos salió de unos 65m y me tocó salir al ensamble. Largo de nieve buena con un pequeño resalte al inicio de buen hielo también. Aquí si la R estaba montada, un pitón y un espit. Empiezo a tener bastante sed pero mi instinto de supervivencia me dice que mejor pasar sed que beber el agua apestada que llevo encima jeje.


Voy a por el cuarto largo. Rampa de nieve hasta un resalte con hielo ya más escaso pero ayudándonos de la roca sale bien. Otros 65m y me toca buscar fisurillas donde consigo meter dos pitones y aseguro a Jose que llega. 



Debemos estar cerca de la salida pero un paso de roca nos barra el paso. Sale Jose a superarlo. Me suena haber leído que con poca nieve aparece un paso de IV y alguien lo pasa en artificial. Y eso hace Jose. Le mete un pedal a un pitón, un fisurero un poco mas arriba y sale bien. Pensábamos que ya estarían las dificultades pero aquí le ha tocado apretar el lomo a Jose. Aquí también le toca inventarse la R que refuerza bastante.



Y por último ya solo nos queda una rampa de nieve hasta la salida que también lo hacemos en un último largo. Cuando saco la cabeza por arriba el viento es horrible.


 
Tengo que hacer fueza para que no me tire. Lástima porque el día esta genial, no hay ni una nube y la visibilidad es buenísima. Pero aquí no nos podemos estar. Un par de fotos, recogemos cuerda y rápido para el collado de Gabietos.


 
 
Ya a resguardo del viento de nuevo se está más tranquilo. Destrepamos con cuidadin hasta que llegamos al plateau y mira, está el guante de Jose. Golpe de suerte.



A las 16:00 llegamos al puerto de Bujaruelo de nuevo, pero el viento es insoportable. Ha roto la tienda. Recoger todo y preparar las mochilas es un infierno. Tengo muchas ganas de llegar al bosque y poder beber agua buena de primeros riachuelos. Veo una esterilla volar. La de Jose. Sale detrás de ella pero es imposible pillarla. En pocos segundos debe haber llegado a Gavarnie. Por fin conseguimos empaquetar todo, nos ponemos los esquís y para abajo.

 
Cuesta mucho esquiar con estas mochilas y cada pocos giros tenemos que ir parando a descansar. Lo mejor es que el viento desaparece y en 30 min estamos a pie de bosque cargando de nuevo los esquís en la mochila para llegar hasta el coche… Bonita actividad, clásica pirenaica, completa, de las que te dejan un regusto que no se olvida…"