lunes, 21 de abril de 2014

Santiago-Domingo en Montrebei

Vía: Santiago-Domingo
Zona: Montrebei - Pared de Aragón
Longitud: 415 m
Orientación: Sur
Grado: V+ y A1e (1 paso)
Equipamiento: poco equipada con pitones. Reuniones con parabolts
Material: 12 cintas, friends medianos hasta el camalot #4, juego de aliens y fisureros. Ideal 2 cuerdas de 60 m
Aproximación: 1 hora desde Estall
Fecha: 18.04.2013

Como muchos escaladores, decido realizar mi primera incursión en Montrebei a través de esta clásica y mítica vía, que lleva el nombre del último habitante del actual despoblado de l'Estall.
Y es que Montrebei evoca en mi mente compromiso, dificultad, equipamiento justo, verticalidad...por eso elegimos la vía más fácil de la Pared de Aragón, en este templo de la escalada. Elisa y mi hermano Alberto están de acuerdo en la elección.
Y no nos ha decepcionado, todo lo contrario. La ruta transcurre buscando las debilidades de la pared, y aunque las dificultades son moderadas, destacan dos diedros, sobre todo el segundo, vertical y muy mantenido, y el último largo, de chimenea, un final de película para una escalada imprescindible y obligatoria, en este entorno de paisajes increíbles que es Montrebei. Adjunto la reseña de Luichy, con un leve retoque personal.


Acampamos en el despoblado de l'Estall. A nuestra princesa Elisa la dejamos sola en una tienda y mi hermano y yo compartiremos algún ronquido en la otra. A las 5:30 suena el despertador. Queremos empezar temprano pues creo que iremos lentos y ademas hay que reducir las horas de calor en la pared. Empezamos a caminar a las 6:45 h, en el parking situado a unos 2 km del despoblado. La aproximación resulta más sencilla de lo esperado. Un hito nos señala el inicio del sendero hacia la pared. Al cabo de unas pocas curvas, nos desviamos a la izquierda (hito), y seguimos el sendero bien marcado, siempre con hitos. Al alcanzar la base de la pared, descendemos por la misma durante unos 20 minutos hasta pie de vía. Encontramos S.D. en la roca. Una cordada nos precede, pero ellos son más rápidos que nosotros.




Inicio el primer largo, una buena placa de V, con roca algo delicada, que ya marca el carácter de la vía.




El segundo largo es de transición en travesía fácil.


El tercer largo sale recto en un paso algo desplomado, luego se alcanza el único paso de A1e de la vía, y más tarde una placa agradecida de V. Después de una R opcional llegamos a nuestra R a unos 55 m.



El cuarto largo es de los más bonitos, un atractivo diedro de V donde al inicio cuanto más abiertos más fácil. Los friends grandes nos serán útiles. Al final traveseamos algo a la derecha bien protegidos con pitones, y montamos R en la sabina.

 
 

El quinto largo es muy fácil pero muy espectacular. Se inicia caminado a la izquierda por una cornisa, que se va estrechando hasta que hay que avanzar con las manos en la pared. Después de una R que marca un diedro que no es el nuestro, encontramos un pitón que nos lleva a otro, para llegar a nuestro diedro.La vista del diedro desde nuestra R es espectacular y espero con ansia a que lleguen mis dos compañeros  para empezar a escalar.

 

El sexto largo, de V/V+, es la estrella de la vía. El diedro es mantenido, vertical, rectilíneo y de roca excelente. Encontraremos un friend abandonado, una falca muy dudosa y dos pitones como equipamiento fijo. Los friends medianos entran a cañón. Son unos 35 m.
 
 
 

En el séptimo largo encontramos, creo, un error en la reseña de Luichy. Hay que salir en realidad por la derecha para escalar ya desde el inicuio el diedro. Yo entré por la izquierda y vi pasos de V+/6a. La R está a unos 50 m en un gran bloque.

 

El octavo largo, que sale a la izquierda, es de transición para llegar al rellano antes de la chimenea final.


El noveno largo, de IV+, es también muy espectacular, y agradecido si ya estás harto de pasar calor como nos pasó, pues discurre dentro de una profunda chimenea, entre la pared y un gigantesco bloque adosado. Se inicia en oposición y al principio es de difícil protección. Yo intenté enlazar un bloque de roca, y al probar la solidez del mismo me cayó con mala fortuna en el tobillo, el que estoy intentando recuperar del esguince de hace 3 meses !... Un pequeño susto y una aparatosa brecha, que me acaba condicionando el resto del largo fin de semana. Acabo el largo cabreado por el error, llegando primero a un colladito, y luego en oposición con tendencia a la derecha, para salir al sol. La R se monta en alguno de los árboles de la cima.

 


Los tres estamos muy contentos. Por fin nos estrenamos en Montrebei. El paisaje es deslumbrante. Las vistas nevadas de mis queridos Pirineos contrastan con el verde de los prados a nuestros pies quinientos metros más abajo. Volveremos...





El descenso lo realizamos hacia la izquierda siguiendo la loma durante unos 20 minutos, hasta un cartel que nos indica Estall a 1h 15 m. Lo seguimos en descenso por la gran canal. Al cabo de unos 15 minutos vemos un hito que marca un sendero secundario, directo a la ubicación del parking donde está nuestro coche. Lo seguimos, bien marcado con hitos. Luego el sendero lo perdemos pero seguimos recto hasta el punto de partida.

Un abrazo a tod@s,
     Jose