miércoles, 25 de septiembre de 2013

GEDE al Escorpí o Gran Chimenea de Agulles

Vía: GEDE al Escorpí o Gran Xemeneia d'Agulles 
Zona: Montserrat - Agulles
Longitud: 160 m
Orientación: Norte
Grado:  V+/A1
Equipamiento: semiequipada con buriles, clavos y falcas. Reuniones con espits.
Material: 15 cintas express, Camalots hasta el #3, semáforo de aliens, una plaqueta recuperable, estribo.
Aproximación: 45 min desde Can Maçana
Fecha: 24.09.2013


Mi hermano me llama y me propone escalar el día de la Mercè. Yo le propongo una vía que me han recomendado varios amigos y que saben que me gustará, la GEDE al Escorpí o Gran Xemeneia d'Agulles. Además todavía hace calor y estaremos siempre en sombra.
Como está a punto de ser padre, acordamos que abriré todos los largos. Así mi cuñada no se enfadará cuando vea las fotos...jeje
La vía no defrauda. Abierta en 1960 por Mas, Santacana y compañía, recorre la cara Norte del Escorpí, situado detrás de la Cadireta. Se trata de una superclásica de las que me atraen: itinerario lógico, largos variados, equipamiento justito. Únicamente eché en falta algún seguro nuevo entre largos, pues lo que encontré era casi enteramente equipamiento original, a base de pitones, buriles increíblemente oxidados, y falcas viejas con cordinos de aspecto dudoso, a excepción de algún clavo nuevo. Las reuniones en cambio eran de 2 espits nuevos, excepto la R3, que era de un solo espit. A destacar el último largo, una chimenea apoteósica de encastamiento total del cuerpo.


Después de casi una hora de aproximación desde Can Maçana, nos plantamos a pie de vía. Para llegar a ella, nos dirigimos hacia el Coll del Portell Estret, y antes de subir ya al collado, cogemos un sendero sucio que baja y que va siguiendo la pared durante unos 100 m.


El primer largo es para mi el más bonito. Enteramente en diedro, se inicia en V+, que protejo con friends medianos. Más arriba encuentro una falca y un pitón, y sigue en V. Un buril y otra falca es el equipamiento que encuentro, completable con friends. La R está a unos 20 m con 2 espits.


 
El segundo largo es otro diedro semiequipado, que se inicia con una lastra con dos fisuras paralelas. Arriba a la derecha encuentro una falca. Luego le siguen otros diez metros en diedro de V semiequipado, y luego una bonita travesía en artificial con buriles, el último de ellos solo con el espárrago. Son otros 20 m.



El tercer largo es bastante difícil y comienza por un diedro-fisura semiequipado con pitones, donde en libre no sobrepasa el V+. Luego de un arbusto, la cosa se pone más seria, y después de un pitón casi salido, hay que subir en artificial poniendo algún friend mediano, hasta alcanzar una fila de 4 buriles estrangulados con cordinos demasiado finos para mi gusto. Más tarde en IV muy roto se llega a la R de un espit. Son unos 35 m.



A partir de aquí comienza la famosa chimenea. El cuarto largo empieza en diedro de IV, difícil de equipar. Luego de chapar 2 buriles, entramos en la chimenea de IV, amplia y fácil, hasta llegar a una R de dos espits encima de un árbol empotrado. Hay también una falca y es posible colocar friends. Largo disfrutón. Son 25 m.





El quinto largo es todavía más bonito si cabe. Se inicia ya en chimenea en IV+, empotrando espalda con pies y manos hasta llegar a un bloque empotrado, que podemos enlazar. Salimos por encima del bloque ahora en oposición de piernas, hasta encontrar a derecha en una repisa un puente de roca. Cuando llego ahí me entra alguna duda. Recto se ve la chimenea que se ensancha y hay un extraplomo encima, bastante impresionante. Por la derecha parece más fácil por placa. Pero después de mirar no lo es tanto. O sea que sigo recto. Abierto de piernas subo. Es más fácil de lo que parecía. Al poco de unos metros consigo meter el Camalot 3#. Ahora salgo algo hacia fuera y enseguida encuentro la única expansión del largo, un buril. Un poco por encima llego a la R de espis, colgada y muy incómoda. Unos 25 m de IV+.

 
  
Ahora viene la guinda del pastel. El sexto largo apabulla solo mirarlo desde la R. Empiezo a escalar metiéndome por la chimenea vertical, que se vuelve muy estrecha. No veo ningún seguro a la vista. Subo unos pocos metros encastado, pero después apenas consigo subir unos pocos centímetros en 10 minutos. He dejado las bambas en la reunión para que no me estorben colgando, pero ni así. Me siento totalmente atascado. Poco a poco voy ganando metros como una serpeinte, pero llevo más de diez y no veo nada para meter. De repente veo un pitón a la derecha. Prosigo poco a poco, y por fin, la chimenea se vuelve un poco más ancha, lo suficiente como para flexionar el cuerpo y subir en oposición. Ahora voy un rato por fuera, más fácil, hasta que consigo meter el alien amarillo. Ya más arriba, y otra vez en oposición, llego a un segundo pitón. A partir de aquí, no hay que perder altura, y en oposición pero navegando en horizontal (muy divertido), se llega hasta un tejo donde se monta la última R. Más de media hora más tarde llega mi hermano resoplando. Es su primera en cara norte.


 
Y esto es todo !...Vía totalmente recomendable donde los 6 largos no tienen desperdicio. Y ahora sé que puedo generar polémica pero, ¿ no sería adecuado equipar el último largo con al menos una expansión para evitar que nadie se haga daño ?. Para bajar se sube por un sendero que remonta hacia a derecha hasta un colladito. De allí bajando se toma el camino que nos lleva al Portell Estret, y de ahí al recorrido de subida.

Un abrazo a tod@s,
     Jose
     www.cordada.org