martes, 14 de mayo de 2013

Cara Norte del Taillón

Vía: Cara Norte del Taillón
Zona: Gavarnie
Longitud: 700 m
Grado/Dificultad: AD+
Material usado: 1 cuerda de 60 m de 8.2 mm , 7 cintas, 3 friends medianos, 2 tornillos de hielo, 2 pitones, 4 estacas, 1 flauta.
Material que echamos de menos: el semáforo de aliens. 
Fecha:12-5-13






La cara Norte del Taillón es una de esas paredes que siempre me ha fascinado, no tanto por su dificultad, sino por la belleza de sus formas trapezoidales y el lugar incomparable que lo alberga. Es además una vía de alpinismo que no hay que subestimar, pues además de su longitud, el terreno es mantenido, no hay equipamiento y la retirada es complicada en caso de problemas. Fue ascendida por primera vez en el año 1954 por una cordada francesa y es un objetivo ambicioso que nos hemos marcado Juan, mi hermano Alberto y yo para acabar (ejem) la temporada de nieve.



Así que el sábado 11 de mayo salimos temprano de Sant Cugat y ya a las 13:00 empezamos a caminar desde San Nicolás de Bujaruelo. La idea es hacer noche en el refugio de Serradets, para dormir más cómodos, y al día siguiente hacer la vía y bajar por la brecha de Rolando para pasar por el refugio y continuar el descenso con los esquís. Al menos Juan y yo, pues a Alberto todavía no le ha convencido lo de aproximar  de esta forma







La primavera se deja notar en el valle, pero conforme subimos la nieve asoma y es hora de calzarse las botas y los esquís.





Llegando al puerto de Bujaruelo. La nieve está perfecta para foquear y en unas 3 horas ya divisamos nuestro objetivo para el día siguiente.




A las 19:00 h llegamos al refugio de Serradets, yo al menos bastante cansado después de ascender 1.200 m con la mochila cargada, aunque mi hermano ha llegado peor que yo por la gripe medio curada que lleva. Juan en cambio es un toro y está como nuevo.  A pesar de estar cerrado, la zona que han dejado abierta es muy amplia. Toca fundir agua, cenar y a dormir, que mañana toca madrugón !.



El despertador suena a las 2:00 AM. Hay que madrugar, porque no queremos tener gente encima nuestro en la vía y conforme se haga de día la nieve estará mas suelta y la pared más peligrosa. Así que  a las 3:00 ya salimos vestidos de romanos y salimos a toda velocidad a por el inicio de vía. 
La noche es totalmente estrellada, el silencio mineral del paraje absoluto, y solo oimos el rechinar de nuestros crampones contra la nieve rehelada y el tintineo del material de nuestros arneses. Qué más se puede pedir ?. 




Hemos llegado los primeros, pero ya vemos los frontales de al menos dos cordadas que aproximan. Subimos el cono de deyección que da acceso a la vía, y los primeros 150 metros de la pared los hacemos desencordados para ir más rápidos. Luego sacamos la cuerda  porque un patinazo ya sería fatal.










La progresión al ensamble la hacemos rápida, gracias a las 4 estacas y la flauta que llevamos, y que nos permiten asegurar y montar reuniones allá donde nos plazca.




Ya a las 6:00 un espectáculo grandioso se abre bajo nuestros pies, y un mar de nubes cubre toda la región de Gavarnie antes del alba.

 






            
 Es el momento más frío de la mañana, pero pronto los primeros rayos de luz nos acarician y nos permiten vislumbrar  con claridad las dificultades que residen en la parte superior. Se trata de una franja rocosa que corta a dos tercios la pared y que puede presentar un pasaje de IV grado.



           

                

Llegado el largo clave paso más apuros de lo previsto. En el paso de hielo había ya otra cordada y decido ir hacia una zona de mixto, pero una vez allá la roca no es muy compacta y las posibilidades de autoprotección muy escasas. Sólo un alien me iría bien, pero están en el coche !, y pitonar lo descarto porque no estoy bien equilibrado. Para colmo detrás sólo tengo una estaca a 8 metros. Al final consigo pasar y monto R con estaca reforzada con los 2 piolets.

 






La nieve sigue estando excelente, pues solo son las 7:30. Es la ventaja de madrugar. Vamos devorando metros, colocando seguros cada 20 o 25 metros, ya sea estaca, pitón, friend, o un tornillo allá donde el hielo aflora.




        
 Estamos llegando al final, y ahora la pendiente se acentúa. Hay que ir con mucho cuidado, porque ahora la nieve no es tan compacta y una caída es peligrosa.


          


  



Últimas rampas. Estamos cansados, pero divisamos la nieve que levanta el viento en la cima y eso nos da ánimos.








A las 9:50 hacemos cima !... Hemos tardado 6 horas. El paisaje es incomparable. Estoy soñando ?.


Solo queda descender hasta el refugio y esquiar hasta la cabaña eléctrica, y luego ya a pie hasta el coche.  Un último regalo para la vista: la brecha de Rolando.

  Me encanta que los planes salgan bien !...Y si es con estos compañeros, muchísimo mejor !.


La ruta de la vía:




Todas las fotos en: 
https://plus.google.com/u/0/photos/111691876080011818516/albums/5877564655312530641