viernes, 23 de septiembre de 2016

Paül - Lalueza a Monrebei

Zona: Monrebei
Longitud: 450 m
Dificultad: MD, V+/A2
Orientación: SurOeste
Poco equipada con pitones
Material: 15 cintas, tascones, aliens, friends hasta el 3# y estribo
Aproximación: 30 min
Fecha actividad: 18.09.2016
Apertura:  Josep E. Paül y y Josep Lalueza, Mayo 1979




Cuatro veces he ido a Monrebei a escalar y solo en dos ocasiones he conseguido acabar la vía. Esta vez espero desempatar el resultado a favor y le propongo a Fran una de las pocas fáciles que me quedan, la Paül-Lalueza, en la Paret de Catalunya. Y si fácil es un término muy subjetivo, en Monrebei lo es aún más. La Paül-Lalueza, de algo más de 400 m, es una escalada que no sobrepasa, salvo un paso o dos y el tramo de Ae, el quinto grado. No obstante, hay poco equipamiento (pitones), el itinerario es algo perdedor al principio, y algunos pasajes de los largos finales son algo expo. Es menester traer consigo un buen surtido de friends y fisureros. Nosotros subimos aliens y hasta el camalot #3, y éste último lo hemos usado más que el 2#. Pitones ni subimos ni los echamos en falta.



Adjunto croquis de www.caranorte.com, está muy bien.



La ruta no puede ser más clásica. Abierta en 1979, la primera mitad es un periplo entre diedros, fisuras, placas y repisas, para alcanzar de la forma más lógica posible la segunda parte. Ésta recorre una gran chimenea repartida en cuatro espléndidos largos, no demasiado difíciles, pero con suficientes ingredientes para "divertirse" y trabajar un rato. Pitones distanciados, vegetación en ocasiones molesta, tramos angostos y largos de más de 40 m y mantenidos suponen un final de traca para llegar a la cima. Algunos de los largos que aparecen en el croquis adjunto de  CaraNorte se pueden empalmar. Nosotros lo hicimos en los largos 5-6, 12-13 y 14-15. En el segundo empalme no encontramos ni R ni donde montarla con garantías, y tuvimos que salir en ensamble. 

Adjunto algunas fotos.

Después de cenar en Ager, montamos la tienda en el parking al final de pista, y nos metemos en los sacos.Por la mañana, dormitamos un poco más de lo debido; hace frío y apetece quedarse dormir un poco más dentro del saco. Salimos al fin a las 8:30 en dirección a la pared. Fran nunca ha estado en Monrebei y está ansioso por empezar. En unos 20 minutos alcanzamos la feixa de acceso, y al cabo de unos 25 metros hacia el Oeste subimos a otra más pequeña hacia el Este. Flecha blanca y letras borrosas al inicio. A pie de vía, como siempre, esta pared me impone.

El primer largo tiene un paso de V+ curioso mientras que los largos dos y tres son trámites con travesía y fácil diedro.



El cuarto tiene su guisa. Alguna duda en la travesía de V pero al llegar a la fisura se hace más fácil.

Largos cinco y seis, con una placa fina fina al final y delicada de proteger.

La reunión siete, después de otra travesía de trámite, de dos pitones, impresiona lo suyo, en una repisa abocada al vacío. Al menos consigo reforzarla con un alien.


Fran aborda el octavo largo sin dudas; solo un paso delicado al principio.

 

Vamos con un horario razonable y nos permitimos un descanso en la R8, antes del largo de A1. EL primer paso del desplome está protegido por un clavo que solo puede chaparse con el cordino, bastante viejo, que le cuelga. Si se sale el pitón hay caída de factor dos sobre la R con péndulo de 6 metros. Por si acaso consigo meter el 3# al lado y sustituyo el cordino por un fisurero en alondra. Poco a poco y con alguna pieza añadida el largo va saliendo, sin muchas dificultades. Desgraciadamente uno de los fisureros sale volando al intentar recuperarlo Fran y perdemos más de media hora en recuperarlo.


Tenemos por fin delante el largo que se dirige a las chimeneas de salida, un diedro muy bonito con varias bavaresas y una pequeña chimenea final. Empezamos a ver de qué va la cosa en estos largos: algún seguro, protección difícil, pasos estrechos,..





Otro largo muy bonito y más marcado en chimenea.


Los largos 12 y 13 del croquis los empalma Fran, pues no encuentra ni puede montar la R12. Empieza por una magnífca bavaresa, y escala casi 60 m, casi todos en chimenea, por lo que tengo que salir al ensamble. El compañero suda lo suyo, pues es la primera vez que escala este tipo de pasajes.


Me toca el final, empalmo largos 14 y 15, otra bonita y larga chimenea, con un tramo de salida por fuera realmente espectacular, parecido al paso UHF de la Pany-Haus del Mallo Pisón. Necesito descansar y me paro un momento apoyado en oposición. Unos metros más y llego arriba, donde monto R en un buen árbol. Fran llega un poco más tarde, con cara de habérsele hecho el día un poco largo, pero es su primera vía en Monrebei, y está tan o más satisfecho que yo con la jornada.

 

Miro por tercera vez desde aquí el paisaje  de Lleida al Sur, y de los Pirineos al Norte, pero esta vez con una visibilidad que nunca había tenido el privilegio de disfrutar.

Un abrazo a tod@s,
Jose