martes, 10 de noviembre de 2015

Veintegenarios a la cara sur del Pedraforca

Zona: Pedraforca - Cara Sur
Longitud: 170 m
Dificultad: MD+ 6b+(6a)
Orientación: Sur
Equipada con bolts, 9 pitones y un puente de roca
Material: 14 cintas, camalot 1# opcional
Aproximación: 1h 20 m
Abierta desde abajo por Marc Cuesta y Jose Bermudo, Octubre 2015





Cuando Marc me propone abrir una nueva vía en la cara sur del Pedraforca, no lo pienso dos veces y acepto el reto. Mi compañero es un escalador con experiencia en esto de las aperturas desde abajo, y ha vislumbrado un itinerario por un tramo de la zona este de la pared, a la derecha de la Supercrack, del incombustible Luichy. La idea es escalar dos largos hasta el gran diedro/techo diagonal, flanquear en otros dos largos, y superar el techo por su punto más débil en otro largo, con el objetivo de obtener una vía de dificultad moderada. Si el diedro no es factible o poco atractivo, siempre podremos optar por seguir recto, obteniendo una vía más directa, pero seguramente más difícil.


  
Así que entra octubre y el día 10 iniciamos la bonita aproximación a la cara Sur. Hoy observaré como Marc abre el primer largo, y aprenderé como neófito en la materia. Al cabo de hora y media llegamos a lo que tiene que ser el pie de vía, característico porque se sitúa en medio de la gran media luna tumbada. Marcos va progresando poco a poco, aquí un bolt allá un pitón. Al cabo de 40 m llega a la pequeña feixa , la única discontinuidad del recorrido, y monta R. De segundo disfruto con el largo. Un par de pasos algo difíciles, de V+/6a, y el resto fácil. Arriba unos canalizos que le dan el toque particular al largo. 

  
Marc me pasa toda la artillería y empiezo el segundo largo. Pequeña travesía a buscar terreno escalable. Cuando llevo apenas 3 bolts se acaba la segunda batería. Es suficiente por hoy. El segundo largo se prevé duro y difícil, pero estamos contentos.


La escalada nos va a ocupar los siguientes tres fines de semana, con el consiguiente madrugón a las 5:00, parada en la gasolinera de Saldes a desayunar, y ya cada sábado el familiar "Hola guapuuus!" con el que nos saluda la chica del bar. El segundo día sólo da para acabar el segundo largo, laborioso de abrir, con pocas fisuras para colocar friends o pitonar. Queda finalmente una tirada de continuidad, muy mantenida en 6a, pero con buena presa, con un primer tramo de al menos 6b, aunque no obligado. Definitivamente lo que vemos a la derecha, que es por donde en principio iba a ir el tercer largo, se ve poco interesante y muy salvaje. En cambio hacia la izquierda el largo siguiente se ve más vertical y difícil. No hase falta desir nada mas. Dejamos la variante de la derecha a otra cordada futura con ganas de más guerra.

 

Tercer día y tercer largo. No es tan difícil como el segundo, pero abrirlo me cuesta un mundo por las hierbas y las lajas existentes. Subo bastante  acojonao. El susto no me lo quita nadie cuando tengo un buen vuelo al salirse un friend en una laja expanding y me aguanta un fisurero en el gendarme que al final quedó indultado, después del "nido". Marcos de segundo efectúa una buena limpieza de lajas y de vegetación. Al final queda un largo que no tiene desperdicio, mantenido en 6a con un breve tramo de 6b, con buen canto, una travesía inicial espectacular, una segunda travesía por el "nido", y un diedro final vertical con todo el patiazo debajo.


 El último día nos acompaña Juan "Sin miedo" Lazo para echarnos una mano en los dos últimos largos. Yo aprovecharé para seguir con mis labores de jardinería en el L3,  echando también abajo los últimos bloques peligrosos.  El cuarto largo se lo curra Marc con solvencia. Se desarrolla por placa y ha salido muy bonito, limpio y directo. El paso más difícil está al inicio, y bien podría ser 6a+.
  

Ya el último y quinto largo aprovecha una fácil placa que remonta hacia la salida, donde encontramos el camino de bajada.



La primera integral de Veintegenarios la hacemos el fin de semana siguiente, donde aprovechamos para encadenar toda la vía y acotar cada largo. Aunque nos conocemos ya la aproximación de memoria, me vuelvo a maravillar de las formas y las paredes de esta fantástica montaña. 
Qué bonic i quin somni és el Pedraforca !...





Descenso caminando

Un abrazo a tod@s,
    Jose

No hay comentarios :

Publicar un comentario